Ni bien se sirve en la copa se percibe una expresión muy definida de Cabernet tupungatino gracias a sus aromas sueltos que recuerdan a aguaribay y frutos negros maduros, que luego de un rato se funden con notas florales. Su entrada en boca es algo dulce, con volumen medio y taninos pulidos; sabores picosos y acidez equilibrada que le suma frescura.

    Final largo, con textura firme que va limpiando el paladar.


    EL ALTAR

    El concepto de Altar va más allá de lo religioso. Para nosotros el Altar es el terruño; son nuestros vinos. Cada vino es único; un objeto de culto.

    El Altar simboliza la transformación, lo milagroso, lo irremplazable, lo más profundo, lo más íntimo, lo máximo, lo más alto.


    VALLE DE UCO

    El Valle de Uco es la región de nuestro trabajo y el lugar donde nacen nuestras uvas. Trabajamos con fincas del valle, principalmente de las partes altas de Gualtallary, porque es la zona que más queremos, la que más nos gusta y la que más conocemos.

    Situado entre los 900 y los 1.700 metros sobre el nivel del mar, el Valle de Uco es uno de los terruños más famosos y prestigiosos de la Argentina. La amplitud térmica, los días de sol, el clima seco, el suelo calcáreo y el agua de deshielo que riega las vides lo convierten en un punto privilegiado para la vitivinicultura argentina.


    LA ENOLOGÍA

    Nuestra enología es sumamente cuidadosa y respetuosa de lo que el terruño nos otorga naturalmente. El trabajo enológico en Altar Uco comienza en el viñedo, donde cultivamos uvas sanas y de gran calidad.

    En la bodega fermentamos los frutos con levaduras naturales y nos ocupamos minuciosamente de cada detalle que hace al proceso de elaboración de nuestros vinos. Tocamos las uvas y el mosto con nuestras manos, lo sentimos todos los días.

    Asimismo, trabajamos con distintas vasijas para fermentar y criar nuestros tintos y blancos: huevos y piletas de cemento, barricas de roble de 225 y 500 litros, y ánforas. Cada una de ellas aporta a los vinos características irrepetibles y enriquece con sus capas de aromas y sabores el producto final.

    Somos guiados por una premisa: hacer una interpretación genuina e irrepetible del terroir del Valle de Uco, que exprese el sitio donde nacen nuestros vinos potenciando sus mejores atributos y los de sus hacedores.


    Nuestros vinos nacen de la libertad, la creatividad y los sueños compartidos entre los integrantes de Altar Uco. Juan Pablo Michelini

    Altar Uco Edad Moderna Cabernet Sauvignon

    $3.355,00 $3.950,00 15% OFF

    3 cuotas sin interés de $1.118,33

    Descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

    Ver formas de pago

    Cantidad

    1

    Calculá el costo de envío

    Ni bien se sirve en la copa se percibe una expresión muy definida de Cabernet tupungatino gracias a sus aromas sueltos que recuerdan a aguaribay y frutos negros maduros, que luego de un rato se funden con notas florales. Su entrada en boca es algo dulce, con volumen medio y taninos pulidos; sabores picosos y acidez equilibrada que le suma frescura.

    Final largo, con textura firme que va limpiando el paladar.


    EL ALTAR

    El concepto de Altar va más allá de lo religioso. Para nosotros el Altar es el terruño; son nuestros vinos. Cada vino es único; un objeto de culto.

    El Altar simboliza la transformación, lo milagroso, lo irremplazable, lo más profundo, lo más íntimo, lo máximo, lo más alto.


    VALLE DE UCO

    El Valle de Uco es la región de nuestro trabajo y el lugar donde nacen nuestras uvas. Trabajamos con fincas del valle, principalmente de las partes altas de Gualtallary, porque es la zona que más queremos, la que más nos gusta y la que más conocemos.

    Situado entre los 900 y los 1.700 metros sobre el nivel del mar, el Valle de Uco es uno de los terruños más famosos y prestigiosos de la Argentina. La amplitud térmica, los días de sol, el clima seco, el suelo calcáreo y el agua de deshielo que riega las vides lo convierten en un punto privilegiado para la vitivinicultura argentina.


    LA ENOLOGÍA

    Nuestra enología es sumamente cuidadosa y respetuosa de lo que el terruño nos otorga naturalmente. El trabajo enológico en Altar Uco comienza en el viñedo, donde cultivamos uvas sanas y de gran calidad.

    En la bodega fermentamos los frutos con levaduras naturales y nos ocupamos minuciosamente de cada detalle que hace al proceso de elaboración de nuestros vinos. Tocamos las uvas y el mosto con nuestras manos, lo sentimos todos los días.

    Asimismo, trabajamos con distintas vasijas para fermentar y criar nuestros tintos y blancos: huevos y piletas de cemento, barricas de roble de 225 y 500 litros, y ánforas. Cada una de ellas aporta a los vinos características irrepetibles y enriquece con sus capas de aromas y sabores el producto final.

    Somos guiados por una premisa: hacer una interpretación genuina e irrepetible del terroir del Valle de Uco, que exprese el sitio donde nacen nuestros vinos potenciando sus mejores atributos y los de sus hacedores.


    Nuestros vinos nacen de la libertad, la creatividad y los sueños compartidos entre los integrantes de Altar Uco. Juan Pablo Michelini

    Mi carrito